Nov 18 2020

Croquetas, Debic

Autor Debic | Formato .PDF | Idioma Español | Tamaño 3.25 MB 

Este pequeño objeto del deseo que parece tan nuestro, tiene en realidad, su origen en Francia. Su nombre proviene de croquer, que significa crujir, y la primera referencia escrita data de 1817 de la mano de Carême, un cocinero de Luis XIV que sirvió sus exquisitas croquettes à la royale durante un banquete.

Por tanto, si una croqueta no es crujiente no es realmente merecedora de tal denominación.
El relleno de este bocado, la deliciosa receta de la bechamel, se la debemos a otro cocinero que trabajaba para Luis de Béchameil en el siglo XVII, aunque, al parecer, su invención era una mera copia de una receta de unos cocineros italianos que trabajaban para Catalina de Médici.
De croquer pasamos a croquette, y ¿cómo pasamos de croquette a croqueta? Allá durante la Guerra de Independencia, con medio país afrancesado y otro medio revolucionado, ya se comían croquetas en España. “Un frito de croquetas”, así tal cual, aparece en la minuta de una cena ofrecida en 1812 a las tropas inglesas que venían a liberarnos de Napoléon.

A mediados del siglo XIX las croquetas habían ganado mucha popularidad y en un auténtico frenesí croquetero ya había recetas en español para hacer croquetas de ave, conejo, ternera, cangrejo, salmón, pescado, langosta y patata.
Algunas se hacían a la antigua, con un simple picadillo, y otras más modernas, con bechamel. En el “Diccionario Doméstico” de 1866 ya aparecen dos de las variantes croqueteras más tradicionales nuestras, las de bacalao y las de jamón.
Emilia Pardo Bazán escribió en “La Cocina Española Moderna” (1917): “las croquetas al aclimatarse a España han ganado mucho. La croqueta francesa es enorme, de forma de tapón de corcho, dura y sin gracia. Aquí al contrario, cuando las hacen bien, las croquetitas se deshacen en la boca de tan blandas y suaves”.

Ahí está la clave, en hacerlas bien. La mantequilla y la nata Culinaria Original Debic juegan un papel importante en la masa de la croqueta. La mantequilla es la base del roux y la nata le proporciona el carácter cremoso. Por cierto, ¿sabía que Debic
inventó la primera nata para cocinar?
A partir de ahí, sean croquetitas o croquetonas, cocretas o cocletas, todo es cuestión de gustos.

Le presentamos una receta base que puede personalizar a su gusto. Y si se atreve, tiene una selección de 10 recetas comprobadísimas para que le salgan bien a la primera.
Deseando que entre ellas encuentre su croqueta perfecta.

MC29


A compartido 907 posts en MundoProgramas.


Mensaje Privado
Visitas

Categoria: Revistas y libros

RSS Seguir Feed RSS Comentarios | Temas de MC29

Deja un Comentario